viernes, 9 de abril de 2010

Fui cuidadoso al dejar de escuchar.

Con las yemas presionaba el borde de la silla

La explosión en mis entrañas se hacia evidente

¡Cállate animal!, deja de acariciar mi sombra con tus melosas palabras

Solo con los sentidos cerrados te puedo tomar del cuello

Duele pero no se acaba, te desencanto mientras crujen mis dientes

Respiro tu humo y escupo hollín.

Respiro aire exhalo silencio…

2 comentarios:

celeste dijo...

tuve q apretar con mis yemas los bordes de mi silla =)
saludos chico

El Jardinero dijo...

bien hecho droogo, hoy no te golpearé la madre

Se ha producido un error en este gadget.