jueves, 8 de abril de 2010

el y ella

El se considero demasiado obsceno para dejarse llevar por ella.

El con la columna de hierro, ella con los ojos de carbón.

El con las palabras de un dramaturgo, ella con las voces.

El con un final distinguido, ella con un cuento en el bolsillo.

El burdo y antiguo, ella obscenamente feliz

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.